BOMBSHELL (El Escándalo)

Roger Ailes (1940-2017), (John Lithgow), director ejecutivo de la Fox News y después presidente del grupo Fox Television Stations, se vio envuelto en un escándalo de acoso sexual que alcanzó grandes dimensiones, que acabó con su carrera en la Fox (eso sí, con una indemnización de 40 millones de dólares, y sin mención alguna a las denuncias de acoso), y que acabó con su vida un año después. Tenía hemofilia y sufrió una caída, pero es significativo lo poco que vivió después del escándalo.

En julio de 2016, una de las presentadoras de la Fox, Gretchen Carlson (Nicole Kidman) le demandó por acoso sexual inmediatamente después de haber sido despedida. Por supuesto que Ailes lo negó todo y, como suele ocurrir con los ricos y poderosos, se iba a salir con la suya. Pero Carlson tenía un as en la manga y, aunque las demás empleadas de la Fox acosadas tardaron en dar la cara (algunas con nombres y apellidos, y otras anónimamente), al final consiguieron que Ailes tuviera que “dimitir”.

Ésta es la historia que se puede ver en El Escándalo (Bombshell) que, desgraciadamente, a nadie sorprende hoy en día. Los papeles protagonistas los tienen la citada Nicole Kidman, Charlize Theron (Megyn Kelly), y Margot Robbie (Kayla Pospisil), ésta última la única protagonista ficcional, que representa y da vida a todas las jóvenes trabajadoras de la Fox que fueron acosadas por Ailes.

Dirigida por Jay Roach, y con guión de Charles Randolph, El Escándalo resulta una historia que no por lo repetido del caso deja de ser inquietante. Está contada a base de pinceladas y, sobre todo, a base de miradas y gestos de las tres protagonistas, de las que me gustaría destacar a Margot Robbie por su gran actuación. Nicole Kidman y Charlize Theron (pero ¿qué se han hecho estas mujeres, que están casi irreconocibles, y han perdido todo el encanto de la mirada?) lo hacen bien, pero sus personajes quedan algo más desdibujados, sobre todo el de Theron (Megyn), que es el que queda más indefinido; Kidman (Gretchen) se decanta por la batalla, pero Robbie (Kayla) nos muestra su gran sufrimiento por lo que está ocurriendo y es la que, en mi opinión, mejor lo refleja; de Megyn sabemos realmente muy poco, y a través de sus palabras y sus miradas tampoco entendemos muy bien de qué lado está, por eso digo que la actuación de Theron resulta quizá la más indefinida de las tres.

Ailes murió en mayo de 2017, y el 5 de octubre de ese mismo año, Harvey Weinstein (1952-    ), el célebre productor cinematográfico, fue también acusado de acoso sexual por parte de varias mujeres, entre ellas actrices tan conocidas como Ashley Judd. Weinstein sigue en esta gran batalla legal, pero parece que físicamente ya la ha perdido, porque precisa hasta de andador, como me indicó ayer una de las amigas que vino a la película, es decir, que a pesar de su no excesiva edad (tiene en la actualidad 68 años), parece que en estos últimos años de su vida no va a disfrutar de una vida muy atlética que digamos, igual que le pasó a Ailes. Está bien que “quien la hace, la pague” pero, claro, el sufrimiento de las víctimas, y lo duros que son estos procesos judiciales contra los todopoderosos (a ver si le llega pronto algo de esto al soberbio de Trump) pueden dejar marcadas a las víctimas de por vida.

El Escándalo es una película compleja pero bien hecha, y que refleja de un modo, digamos, poco escabroso, lo terrible del acoso sexual en el trabajo, la cobardía de la mayoría silenciosa o cómplice, y lo injusto que es a veces el trabajar o el conseguir promocionarse entre los todopoderosos. Sin embargo, reconforta saber que, de vez en cuando, alguno obtiene su merecido castigo.

Me gustaría mencionar la música (de Theodore Shapiro) que, aunque pasa un poco desapercibida, tiene momentos realmente destacables y con unas melodías preciosas.

Y quien quiera saber más sobre esta historia, puede ver la serie de Movistar La Voz Más Alta que, como bien me dijo una amiga, explica a lo largo de 7 capítulos mucho mejor esta historia tan intrincada. Esta película quizá no gane Oscars, pero resulta interesante de ver.

Y a ver qué pasa esta noche aunque, visto lo que hacen los americanos, y visto lo falso que es todo, lo de los Oscars no tiene mucho interés, al menos para mí, siento decirlo.

Visitas: 45

© 2020   Creado por Clan-2000   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio